sábado, 14 de agosto de 2010

Y Dios nos regaló...

Y Dios NOs regalo...
LOS REPRODUCTORES DE MÚSICA

Al momento, miro tres cosas, mi iRiver plata. mi iPod y mi muy pero muy viejito Discman.
( en mi memoria queda mi NetMD robado!)

El caso esq me empecé a acordar que de no ser por ellos, mi vida habría estado llena de vacíos momentáneos.

Muchas personas se asombran de lo que escuchan diariamente a su alrededor... cualquier ruido, conversación, sonido que te estremesca.

Habemos otras que no podemos ir sobre ese mundo que no nos pertenece, el mundo "ajeno" y preferimos simplemente enchufar todos nuestros sentidos hacia el interior, e inspeccionar nuestros propios sucesos internos, mentales, emocionales.

Es así, y sólo así, como he conseguido tomarle gusto a los viajes largos, a las constantes esperas de la impuntualidad, a la demora burocrática, a la alteración infantil ( sí me alteran los niños y? )

Ellos y sólo ellos saben y entienden lo que es la BATERÍA de ese Soundtrack.


Mirar el exterior, para pensar en el interior, y enfocándolo a la armonía que hé decidido llevar conmigo.