domingo, 26 de abril de 2009

real

La vista real pierde el encanto

y desde siempre la imaginación ha de ganar el juego

en fin, el riesgo se presenta, y con cautela procuramos no abrir ambos ojos de una sola vez, dar pequeños y cortos vistazos ayuda a no reconocer de golpe lo que ocurre.

Coleccionando la mejor palabra de cada día, para construir un gran poema de aquello que vivimos, no encontraría ningún sentido. Cada vez es más complicado establecer un sentido para envolver el pensamiento.